Mastitis

Portada » Mastitis

Mastitis

La mastitis es una afección inflamatoria de uno o varios lóbulos de las glándulas mamarias, la cual puede ir acompañada o no de infección. Generalmente, suele asociarse a la lactancia materna, siendo su incidencia de aproximadamente un 10% entre mujeres lactantes. Suele aparecer en la segunda y la tercera semana postparto, aunque pueden darse casos en cualquier fase de la lactancia.
La mastitis es una de las principales causas de abandono evitable de la lactancia materna, de hecho, a menudo se aconseja “innecesariamente” suspenderla.
Por lo general, puede diagnosticarse en base a los síntomas que presenta una mujer y los resultados de un examen de las mamas. Generalmente afecta a sólo uno de ellos.

 

Principales Síntomas

Los principales síntomas son:

  • Dolor mamario
  • Signos inflamatorios (calor, rubor y enrojecimiento de la piel)
  • Decaimiento
  • Dolores articulares
  • Escalofríos
  • Náuseas
  • Lesiones en el pezón (irritación, grietas)


Causas o factores en el desarrollo de la mastitis

Los factores más importantes para el desarrollo de mastitis son la retención de leche, factores maternos y factores externos.
Retención de leche: ocurre cuando existe una obstrucción de los conductos lácteos, cuando la leche no se extrae del pecho de manera adecuada, cuando existe un mal “agarre” del niño al pecho y la succión es inefectiva y cuando se produce una separación de tomas de manera súbita.
Factores maternos: ocurre cuando disminuyen las defensas maternas relacionadas con el postparto y estrés, cuando existen problemas de malnutrición, ante determinadas variaciones en la anatomía de la mama (pezón plano o pezón invertido, cirugías de mamas, mamoplastias) y cuando existen problemas de malnutrición materna.
Factores externos: ocurre cuando no existe una adecuada higiene de los sets de extracción de leche, cuando se abusa de pomadas preventivas de grietas (dificultando la adhesión al pecho del bebé), cuando no existe una correcta higiene de las manos antes, durante y después de la lactancia y masajes mamarios.

Tratamiento

Asesoramiento de apoyo. Es fundamental el apoyo emocional para afrontar el dolor y la incomodidad.
Vaciamiento efectivo de la leche. El vaciamiento de la leche debe ser frecuente y efectivo. La extracción más eficaz se realiza con la succión del niño. Hemos de tener en cuenta que la leche de una mujer que presenta mastitis no supone riesgo para el lactante, por lo que la alimentación del pecho no debería suspenderse nunca, salvo que el niño la rechazara o por indicaciones médicas.

Tratamiento antibiótico. Se recomienda el uso de antibióticos si los síntomas de la mastitis persisten más de 24 horas. El uso de antibióticos debe estar prescrito por un especialista. Los antibióticos sólo será un tratamiento temporal.
Tratamiento antiinflamatorio. Se recomienda el uso de ibuprofeno desde el inicio de los síntomas, ya que calman el dolor y disminuyen la inflamación, facilitando así la “expulsión” de leche.

Hay que tener cuidado cuando la infección evoluciona y se forman abscesos. Si esto sucede, es fundamental acudir al médico. La mastitis, afortunadamente, tiene cura. Con un buen control y el seguimiento respectivo, todo volverá a la normalidad.

CUALQUIER DUDA ES IMPORTANTE QUE LA CONSULTE CON SU MÉDICO

Si desea más información o solicitar una cita, póngase en contacto con nosotros por teléfono o vía e-mail. En IMAR somos especialistas en fertilidad. Ven e Infórmate. En Clínica IMAR contamos con profesionales expertos en ginecología, obstetricia y reproducción asistida.

Clínica IMAR
968212370 / 868950823 (Murcia)
Página Web: www.clinicaimar.com
Clínica IMAR “Persiguiendo Sueños, Sembrando Ilusiones

clinica imar murcia

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.