Inseminación Artificial

Portada » Inseminación Artificial
Inseminación Artificial 2018-04-26T11:52:13+00:00

La inseminación intrauterina es un procedimiento que se realiza desde tiempos tan remotos como el siglo III y que tiene como finalidad ayudar a las parejas a obtener un embarazo. Es un tratamiento sencillo e indoloro y consiste en la colocación de semen (que previamente ha sido mejorada su calidad) en la cavidad uterina mediante el uso de una cánula de plástico.

La inseminación intrauterina es un tratamiento que tiene diferentes indicaciones y su uso se justifica totalmente para evitar llegar en muchos casos a la realización de técnicas de reproducción asistida más complejas como la Fecundación in Vitro (FIV) o la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

Técnica para La inseminación Intrauterina

Para lograr mejores resultados de la técnica se recomienda acompañarla del uso de inductores de la ovulación en la mujer; es decir, medicamentos que van a ocasionar una mayor cantidad de óvulos para fecundar, aumentando con esto las posibilidades de éxito.

Cuando la paciente toma los medicamentos indicados se lleva a cabo un control del crecimiento folicular por vía ecográfica hasta demostrar que cuando menos, un folículo logra un tamaño mayor a 18 mm y una vez demostrado esto se indica otro medicamento (Gonadotropina coriónica, GCH) que ayudará a lograr la expulsión del óvulo (ovulación) en el momento en que nosotros lo consideremos necesario (día de la inseminación).

El día de la inseminación, el marido entregará en el laboratorio una muestra de semen. Dicha muestra puede obtenerse en el mismo laboratorio si la pareja así́lo prefiere, (existe un sitio habilitado con este fin).

La muestra seminal es preparada por un biólogo de la reproducción para mejorar la calidad mediante un procedimiento sencillo que se denomina CAPACITACIÓN ESPERMÁTICA y que aproximadamente dura 90 minutos. Una vez concluida la capacitación la muestra está lista para ser colocada en la cavidad uterina de la paciente.

El procedimiento en sí consiste en la colocación de un espéculo vaginal y la introducción de una cánula de plástico a través del orificio cervical para depositar la muestra seminal (mejorada) lo más cerca posible de los ostium tubarios (los pequeños orificios que conectan las salpinges con la cavidad uterina). El camino que deben recorre los espermatozoides se acorta mucho de esta manera.

La IIU no es dolorosa, es sencilla y una vez realizada, la paciente puede seguir con sus actividades cotidianas, 14 días después podremos saber si se obtiene un embarazo. Mientras tanto deberán administrarse diferentes medicamentos que ayudarán a la implantación del embrión como progesterona vaginal.

Puedes ponerte en contacto con nuestros especialistas en cualquier momento.

Resumiendo

A. Estimulación ovárica con inductores de ovulación y control ecográfico en consulta.
B. Decisión del momento de la IIU aplicando entonces GCH
C. Obtención de la muestra en laboratorio y entrega al biólogo para realizar la capacitación espermática.
D. Inseminación intrauterina.
E. Administración de medicamentos como progesterona y prueba de embarazo.

Indicaciones

Se ha demostrado claramente que por diversos factores, la calidad del semen se encuentra cada día más deteriorada tanto en el movimiento (astenospermia) como en la morfología de los espermatozoides (teratospermia).

Las alteraciones seminales constituyen la principal indicación para el uso de la inseminación intrauterina.

La colocación de la muestra seminal en la cavidad uterina obviando el obstáculo ofrecido por un CERVIX ANORMAL (cuello uterino) puede ser otra indicación de la IIU.

Algunas alteraciones cervicales son:

  • La estenosis
  • Infecciones crónicas
  • Pobre producción de moco
  • Presencia de anticuerpos espermatozoides.

Las cirugías cervicales como conizaciones o cauterizaciones pueden provocar un orificio cervical puntiforme que se beneficiarádel uso de la IIU. Antes de indicar directamente la IIU deben utilizarse tratamientos como dilatación en caso de estenosis, antibióticos locales o inductores de ovulación pero si no existen resultados favorables con esto, la IIU ofrece beneficios adicionales.

La endometriosis es una de las enfermedades ginecológicas que se ha beneficiado con este tratamiento. Esta patología suele comprometer de forma mecánica la fertilidad (alteraciones anatómicas pélvicas), sin embargo también se ve involucrada en foliculogénesis alterada, defectos de fase lútea, fagocitosis espermática y embriotoxicidad.

Se define como infertilidad idiopática aquella pareja que no ha logrado conseguir un embarazo, a pesar de estudios básicos normales (espermograma, permeabilidad tubaria y ovulación demostrada).

Existen diversos tratamientos empíricos con tasas de éxito variable. La IIU es una alternativa muy razonable.

Algunas otras indicaciones pueden ser alteraciones inmunológicas (controversial en algunas ocasiones), disfunción coital ó incluso eyaculación retrógrada.

Otra indicación es falla en ciclos de hiperestimulación ovárica de repetición.

Requisitos

Factor masculino: recuento total de espermatozoides móviles (CTM) postcapacitación superior a 3 millones, aunque existen tasas de embarazo con CTM mayor a 1 millón. Esta cantidad refleja la cifra real de espermatozoides móviles progresivos. La morfología espermática es un factor importante en los ciclos de IIU.

Permeabilidad tubárica demostrada, ya sea con histerosalpingografía o laparoscopia, y permeabilidad cervical para valorar la dificultad de la IIU y evitar la posibilidad de un cérvix no permeable el día de la IIU y el manejo oportuno de infecciones.

Ovulación. En la actualidad se emplea en la mayoría de los casos la asociación de IIU con estimulación ovárica, sin embargo es necesario evaluar la función ovárica mediante pruebas hormonales como la determinación sérica de FSH, LH y estradiol.

Eric Saucedo de la Llata

El doctor Eric Saucedo de la Llata, director médico de Clínica IMAR, es ginecólogo especialista en reproducción humana.

María Rosa Moraga

La doctora María Rosa Moraga Sánchez, codirectora médica de Clínica IMAR es ginecóloga especialista en reproducción humana.