Preguntas sobre los problemas de infertilidad masculina

Portada » Preguntas sobre los problemas de infertilidad masculina

Preguntas sobre los problemas de infertilidad masculina

La infertilidad se define como la imposibilidad de concebir tras un año de relaciones sexuales sin uso de anticoncepción. Afecta a un alto porcentaje de parejas, estando el factor masculino implicado en mas de la mitad de los casos.

Numerosos estudios han determinado que la infertilidad masculina está aumentando cada vez más por diversos factores como la contaminación ambiental, el tabaco, el alcohol, las drogas, la obesidad, el estrés, las enfermedades de transmisión sexual, y otras muchas causas.

La capacidad reproductiva del hombre reside en sus espermatozoides, los cales se producen en los testículos para posteriormente atravesar una serie de conductos seminales (epidídimo, conducto deferente, conductos eferentes y uretra) que les permitirán su salida al exterior por medio de la eyaculación.

 

Causas de la esterilidad masculina

Son numerosas las causas que pueden provocar la infertilidad masculina. Cualquier tipo de alteración que tenga lugar en los testículos o en los conductos seminales, por los cuales pasa el semen antes de su salida al exterior, puede ocasionar infertilidad.

Las alteraciones en el varón pueden localizarse a dos niveles: externas al testículo (como las señales hormonales emitidas desde el cerebro) y las inherentes al testículo y los conductos  (como una obstrucción).

Condiciones o trastornos asociados con le infertilidad masculina

  • Dilatación de las venas cercanas a los testículos que por diversos factores ocasionan alteraciones en los espermatozoides.
  • Es frecuente observar que los fumadores tienen alteraciones en la cuenta espermática, en la concentración y en la motilidad. Además diferentes estudios demuestran que el tabaco es un factor que ocasiona fragmentación del ADN que se encuentra en la cabeza del espermatozoide.
  • Produce cambios hormonales que influyen en la calidad seminal.
  • La exposición prolongada del testículo a temperaturas altas como en enfermedades febriles, ropa ajustada, varicocele, uso de sauna, conducción por tiempo prolongado y otras causas, producen muerte (apoptosis) de las células encargadas de generar espermatozoides.
  • Enfermedades sistemáticas. Insuficiencia renal, cirrosis, malnutrición, patología tiroidea, cáncer y kuchas otras pueden afectar la calidad espermática
  • Enfermedades genéticas. Pueden provocar alteraciones espermáticas o bien alterar los conductos de transporte de éstos

En algunos casos la causa de infertilidad masculina puede ser tratada y revertida. En otros casos no es posible. Por eso es importante ser diagnosticado y tratado correctamente por un especialista.

¿Qué pruebas o estudios de fertilidad son necesarios para diagnosticar la infertilidad masculina?

La prueba principal para la valoración del varón es el espermograma o espermiograma; sin embargo es importante realizar una historia clínica completa y una exploración física cuidadosa. Algunas pruebas adicionales como la ecografía testicular o pruebas de sangre nos pueden ofrecer información útil. El espermograma debe aportar principalmente los siguientes valores: volumen, concentración espermática, tipo de movilidad (movimiento) y morfología (porcentaje de espermatozoides que son normales en su forma).

En ocasiones es necesario recurrir a otras pruebas complementarias como test hormonal, biopsia testicular, test genético, etc.

¿Cuáles son los tratamientos de reproducción asistida indicados en caso de infertilidad masculina?

  • Inseminación Artificial: Técnica sencilla para una alteración seminal leve. El proceso consiste en la colocación del semen, al que de forma previa se ha mejorado su calidad (capitación espermática), en la cavidad uterina con el uso de una cánula.

La inseminación artificial es recomendable para parejas con esterilidad cuyo origen no es conocido, para mujeres que no ovulan de forma normal o con moco cervical hostil, esto es, que impide que los espermatozoides lleguen al óvulo, y por último, para aquellas parejas en las que el hombre presenta algunos defectos leves en el esperma como poca concentración o escasa movilidad.

  • Fecundación in Vitro o ICSI (microinyección intracitoplasmática): cuando las alteraciones seminales son moderadas o severas, o bien, tras fallos en inseminaciones repetidas. Se requiere disponer de un número elevado de ovocitos. La elección de FIV convencional o ICSI se realizará considerando las circunstancias previas a la aplicación del tratamiento y las características de los gametos obtenidos y evaluados en laboratorio.

Gracias a estas técnicas es incluso posible tratar a varones que no tienen espermatozoides en el eyaculado aunque sí en el testículo (azoospermia).

Si desea más información o solicitar una cita, póngase en contacto con nosotros por teléfono o vía e-mail. En IMAR somos especialistas en fertilidad.

Clínica IMAR

968212370 / 868950823 (Murcia)
966343345 (Orihuela)
Página Web: www.clinicaimar.com
Clínica IMAR “Persiguiendo Sueños, Sembrando Ilusiones”

2018-04-16T21:02:02+00:00 Tratamientos de Infertilidad|0 Comments

Leave A Comment