Esterilidad en Murcia - Clínica de Reproducción Asistida, Ginecología y Fertilidad en Murcia - Clínica IMAR

Comprendiendo la Esterilidad


La esterilidad es definida como la incapacidad de concebir en un año teniendo relaciones sexuales frecuentes sin protección (ESHRE). Actualmente el 15% de las parejas padecen infertilidad. Las causas se distribuyen en un 40% para la mujer, 40% el hombre y 20% mixto. Hay parejas con esterilidad de causa desconocida. El estudio básico de la pareja incluye:
· Perfil hormonal
· Histerosalpingografía
· Espermograma
· Existen otros estudios complementarios dependiendo de la pareja.

Incidencia ¿A cuántas personas afecta?

Se calcula que aproximadamente el 15% de las parejas actualmente llega a tener problemas de esterilidad en algún momento de su vida. Este porcentaje va en incremento a lo largo de la historia.

¿Por qué cada vez son más comunes los problemas de esterilidad?

Los factores que han determinado un incremento en la esterilidad son diversos:
- Parejas que buscan tener hijos a edades cada vez más avanzadas.
- Mayor incidencia en infecciones que posteriormente afectan la fertilidad de las parejas
- Estilo de vida actual con mayor estrés.
- Aumento de la incidencia de enfermedades como endometriosis, miomas uterinos y enfermedad pélvica inflamatoria.
- Otros factores como el tabaquismo y el alcoholismo.

¿Por qué puedo tener esterilidad?

Tradicionalmente se ha dividido el estudio de las causas de esterilidad en factores anatómicos; es decir: factor uterino, factor tubárico, factor ovárico, factor cérvico-vaginal, factor masculino y, finalmente, factor inexplicable (cuando una vez estudiados todos los factores anteriores no se encuentra una causa que justifica la esterilidad en la pareja). Analizaremos cada uno de dichosfactores individualmente.

Factor cérvico-vaginal Se denomina cérvix al cuello uterino y éste tiene importancia en esterilidad cuando por diversos motivos llega a presentar inflamaciones secundarias a infecciones (cervicitis) o bien estenosis; es decir que presenta estrechamientos importantes. Tanto el cérvix como la vagina son sitios frecuentes de diferentes tipos de infecciones (cervicovaginitis) que alteran el pH (grado de acidez y alcalinidad) del moco, convirtiendo la vagina en un medio hostil para el espermatozoide ocasionando la destrucción de los mismos. Las principales infecciones son las provocadas por un hongo denominado Cándida Albicans (candidiasis vaginal).

¿Cómo se diagnostican los problemas cérvicovaginales?

Los métodos de estudio principales son la observación directa del cérvix, la toma de cultivos vaginales y la citología cérvico- vaginal. La HSG (ya explicada) nos ayuda a diagnosticar problemas cervicales como estenosis o dilataciones patológicas. Los principales tratamientos son la administración de óvulos vaginales contra las diversas infecciones, cirugías menores en el cérvix con temperatura (electrofulguración o crioterapia) y dilatación mecánica del orificio cervical.

Factor ovárico

Es la causa mas común de esterilidad y en general se relaciona con problemas de ovulación. Existen diferentes patologías que pueden ocasionar que una mujer no ovule de manera regular y con esto aparecer el problema de la esterilidad. La anovulación (no ovulación) puede presentarse por alteraciones nutricionales (tanto bajo peso como obesidad), factores emocionales y por diferentes trastornos hormonales como el Síndrome de Ovarios Poliquísticos, que es una de las principales causas de esterilidad en la mujer.

¿Qué es Síndrome de Ovarios Poliquísticos?

El Síndrome de Ovarios Poliquísticos es un trastorno endocrino que se presenta aproximadamente en 1 de cada 10 mujeres y se manifiesta con anovulación; es decir, ciclos menstruales irregulares (las pacientes presentan su menstruación con una frecuencia mayor a 35 días) y esto se acompaña de una elevación de andrógenos que a su vez se caracteriza con crecimiento exagerado de vello (hirsutismo) y acné. Estas pacientes presentan una alteración de la insulina que las hace propensas a tener obesidad.

¿Cómo se diagnostica la no ovulación?

El diagnóstico de las alteraciones ováricas en esterilidad se estudia a través de ecografías pélvicas y de diversas pruebas hormonales en sangre, en determinado momento del ciclo menstrual. El control folicular consiste en observar por ecografía y en diferentes momentos del ciclo el crecimiento de un folículo ovárico (pequeño quiste fisiológico –normalque contiene en su interior al óvulo y que por lo general presenta ruptura a la mitad del ciclo; es decir, la ovulación).

¿Cuáles son los principales tratamientos del factor ovárico?

Cuando a una paciente se le ha diagnosticado un problema de anovulación lo más común es administrar diferentes tipos de medicamentos denominados inductores de ovulación y que tienen como finalidad ocasionar que la mujer ovule en el momento ideal del ciclo. Dentro de este grupo encontramos el citrato de clomifeno, las menotropinas y la FSH recombinante. No sólo es necesario administrar el medicamento sino también controlar el crecimiento folicular adecuado (como se ha explicado previamente)

El útero es el órgano en el que se desarrolla la implantación del embrión y para esto es conveniente que no existan masas que dificulten dicho proceso y que exista un endometrio (capa interna del útero) receptivo a dicho embrión. La receptividad endometrial es influida por niveles hormonales y factores como infecciones endometriales (endometritis).


¿Cómo se diagnostican los problema uterinos?

Hemos escrito previamente de la HSG y de la histeroscopia que ayudan a diagnosticar masas uterinas como miomas, pólipos o cicatrices endometriales posteriores a legrados o endometritis. Existe una prueba, cada vez menos utilizada en el estudio de la esterilidad que es la biopsia endometrial. Esta prueba consiste en la toma de tejido con una cánula de plástico que tiene indicaciones específicas.

¿Cuáles son los principales tratamientos del factor uterino?

La finalidad del tratamiento en el factor uterino es obtener una cavidad libre de obstáculos. Para ello se realizan cirugías como la polipectomía y miomectomía (resección de pólipos y miomas respectivamente). Esta prueba puede hacerse a través de cirugía “abierta” o con histeroscopia.

Para que un embarazo se logre es necesario contar al menos con una de las trompas de Falopio permeable; es decir, que no presente obstrucción al camino que el óvulo toma desde el ovario hasta el útero. Es en las trompas el sitio en dónde normalmente ocurre la fecundación (la unión del óvulo y el espermatozoide) por ello es fundamental que éstas se encuentren en buen estado.

Existen diferentes patologías que pueden afectar a las trompas ocasionando la obstrucción de las mismas. La enfermedad pélvica inflamatoria o salpingitis es un problema debido a infecciones de repetición que pueden ocasionar un daño progresivo que finaliza en la obstrucción total. Otros tipos de patologías en este grupo son la endometriosis, de la cual hablaremos posteriormente, o cirugías previas como la apendicectomía que ocasionan la presencia de adherencias (cicatrices) que de manera extrínseca pueden afectar a las trompas. Otras causas extrínsecas serían la presencia de masas pélvicas como quistes ováricos o miomas uterinos.

La endometriosis es otra de las principales causas de esterilidad en la actualidad. Es la presencia de tejido endometrial (capa interna del útero que se expulsa con la menstruación) en un sitio fuera del normal. Este tejido endometrial se desarrolla entonces en una localización no habitual y sangra con cada menstruación llegando a ocasionar adherencias y depósitos de material hemático en descomposición. Cuando la localización es ovárica puede llegar a formar endometriomas que son acumulaciones de sangre vieja en forma de quistes.

¿Cómo se diagnostican los problemas de las trompas de Falopio?

Para comprobar la permeabilidad de las trompas; es decir, que no se encuentren obstruidas, existe una prueba radiológica que se denomina histerosalpingografía (HSG). La HSG se realiza en determinado momento del ciclo (normalmente 6-9 días después de iniciada la menstruación) y consiste en la administración de un material de contraste a través del cuello uterino que nos ayudará a demostrar que tanto la cavidad uterina como las trompas se encuentran libres de obstáculos. Esta prueba nos ayuda a diagnosticar obstrucciones tubáricas y presencia de masas uterinas como pólipos, miomas o incluso adherencias intrauterinas

¿Cuáles son los principales tratamientos del factor tubárico?

La finalidad de los tratamientos consisten en quitar la obstrucción que se encuentre. Esto sucede básicamente a través de cirugías. Las más importantes son: la laparoscopia y la histeroscopia.

La laparoscopia es un tipo de cirugía que se realiza introduciendo una cámara a través de una incisión que generalmente es a través del ombligo, de esta manera podemos observar directamente el útero, los ovarios y las trompas diagnosticándose patologías como: enfermedad pélvica inflamatoria, adherencias posteriores a cirugías previas y endometriosis. Durante la laparoscopia además de diagnosticarse las enfermedades se pueden realizar diferentes procedimientos para resolver los problemas como intentar quitar las adherencias o electrofulgurar (quemar con energía eléctrica) los focos de endometriosis responsables de la esterilidad.

La histeroscopia es la introducción de una cámara a través del cuello uterino para diagnosticar y tratar problemas que afectan a la cavidad uterina como serían los miomas, los pólipos e incluso las adherencias uterinas posteriores a legrados. Muchas tanto la laparoscopia como la histeroscopia se realizan en un mismo acto quirúrgico con la finalidad de comprobar la permeabilidad del trayecto desde la vagina hasta los ovarios. Otro tratamiento, en caso de diagnosticar enfermedad pélvica inflamatoria, es la administración de antibióticos a la pareja; recordemos que una de las principales causas de obstrucción de las trompas son las producidas por infecciones de repetición. Muchas veces la infección de las trompas puede llegar a no causar ningún síntoma como es la producida por la bacteria Chlamydia Trachomatis para la cual también existen análisis en sangre que nos ayudarán a diagnosticarla.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies